El duelo gestacional y neonatal en navidad

navidad-duelo-gestacional-neonatal

Consejos para afrontar los encuentros familiares

La navidad es una época de ilusión y de reencuentros familiares, pero ¿qué sucede cuando hemos perdido a nuestro bebé en algún momento de la gestación o al poco de nacer y nuestro entorno no comprende nuestro duelo? Que se suma la tristeza de que nuestro bebé no está con nosotros y el dolor añadido de la incomprensión de las personas que nos rodean.

Hago énfasis en el entorno que acompaña a los papás y mamás en duelo, porque en el taller que realizamos el pasado viernes, en Petits amb Llum fue el tema que más inquietud generó.

Muchos papás y mamás comentaron que no se sentían con fuerzas de ir a una comida familiar donde hubiera personas que no comprendieran su dolor y minimizaran su pérdida.

En el taller hablamos sobre que podíamos hacer los papás y mamás en duelo ante estas situaciones, pero si me estás leyendo y no has sufrido una pérdida gestacional, actúa como si quien hubiera muerto fuera un adulto.

No digas nada que no dirías si quien ha fallecido fuera un padre o un hermano.

De esta manera, probablemente no dirás nada que genere malestar en el otro. Piensa, que para unos padres su hijo es mucho más que una persona, es un proyecto de vida y es su futuro, así que no minimices la pérdida, aunque sea en el primer trimestre y sobretodo no preguntes ¿los hijos para cuándo? Esta respuesta ya la ensayamos en el taller y probablemente te encuentres que te digan: ya somos padres, pero nuestro hijo murió.

Si eres un papá o una mamá en duelo, lo que vimos en el taller que en general te puede ayudar para estas fechas es:

  • Respeta tu propio proceso de duelo: recuerda que las fases del duelo son: shock, negación, miedo, enfado, negociación, depresión, resignación, aceptación, encontrar el sentido y volver a la vida. Es importante tener en cuenta estas fases porque forman parte de un duelo saludable y sí, las emociones negativas también forman parte de él. El duelo como indica su palabra es un proceso doloroso, por lo que es normal, que no tengamos ganas de estar rodeados/as de personas felices que quieren disfrutar de la comida o la cena. No es que no podamos estar, pero los demás tienen que comprender que no podemos estar en el mismo estado emocional que ellos.
  • Para exigir respeto, primero nos tenemos que respetar a nosotros/as mismos/as: es importante que nos escuchemos y no nos generemos más angustia de la que ya tenemos encima. Hemos vivido una experiencia muy traumática que necesita tiempo para sanarse, por lo que es normal y natural estar enfadado, tener miedo, sentir apatía… y probablemente se manifieste más en estas fechas.
  • En el duelo gestacional y neonatal las fechas relevantes cobran importancia: esto es así, porque empezamos a contar todo aquello que no fue, probablemente las primeras navidades sin nuestro bebé estarán llenas de vivencias que no disfrutaremos con nuestro hijo, por lo que todo lo que sucederá, no tendría que haber pasado. Permitámonos sentir tristeza por esto. 
  • Déjate ayudar: es importante que para que los demás comprendan nuestro dolor, podamos explicarlo y exteriorizarlo, porque muchas veces sucede que nuestro entorno quiere ayudarnos, pero no saben cómo. Digámosles claramente que necesitamos, estar solos o por el contrario estar acompañados, que nos traigan comida, que nos ayuden con los otros niños si los hay…
  • Mímate: hemos sufrido demasiado, así que es hora de cuidarse. Permítete realizar actividades que te generen bienestar, esto te ayudará a conectarte de nuevo con la vida y si te encuentras en busca de un nuevo embarazo, te ayudará en la gestación.
  • Simboliza a tu bebé: tu hijo/a ya no está físicamente, pero tú puedes hacer que siga estando presente. Puedes encender una vela el día de Navidad en su honor, poner un adorno especial en el árbol que lo represente… Todo esto te ayudará a llenar el vacío que sientes ante su ausencia, porque las personas que mueren siguen ocupando un espacio en nuestras vidas y cuando les damos su lugar es más fácil proyectarnos en el futuro.
  • Incorpora nuevos rituales y tradiciones: todo ha cambiado y nada volverá a ser como antes, la experiencia que hemos vivido marca un antes y un después. Por este motivo, puedes crear un nuevo ritual que se puede repetir todas las navidades que permita recordar a tu bebé como, por ejemplo, lanzar un globo en su nombre…
  • Involucra a los niños: es importante que los niños/as sepan porque estamos tristes y explicarles que nuestro estado de ánimo no es por nada de lo que han hecho ellos/as, sino porque el bebé ha muerto. Los niños/as sufren con nuestra tristeza si lo asocian con su conducta, pero si entienden la situación, tienden a naturalizarla mucho más fácilmente que nosotros/as. Además, aislarles del duelo provoca que ellos no lo puedan hacer (mientras nosotros/as si lo estamos haciendo) y se sume a la angustia de no saber qué está pasando. Para ello, debemos generar situaciones donde los niños puedan hablar con libertad de lo que ha sucedido.
  • Otras estrategias para sobrevivir estas navidades son:
    • Viajar: es una muy buena opción que te ayudará a cambiar las rutinas y esto probablemente, te ayude a cambiar tu estado de ánimo.
    • Trabajar: para algunas personas ir a trabajar las fechas más señaladas también les puede ayudar a no tener que participar de los eventos familiares.
    • Quedarse en casa: esto también es una opción y tenemos que pensar que no será para siempre, sobre todo cuando la pérdida es reciente.
    • Ir a los eventos familiares: si todos saben lo que nos ha ocurrido previamente, probablemente sean respetuosos con nosotros y seguramente procuren no sacar el tema.
    • Quedar solamente con aquellas personas que sabemos respetaran nuestro duelo: quizás el problema de los eventos familiares de estas fechas, es que quedamos con personas que habitualmente no vemos, por lo que esta navidad, podríamos compartirla solo con aquellas personas que sabemos que entienden como estamos y no nos forzaran a hacer nada que no queramos.

Espero que estos consejos te ayuden a transitar esta navidad con menos angustia y más conexión con tus necesidades.

¿Qué más crees que podría ser de ayuda para unos papás y mamás en duelo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.